Enfermedades oncológicas

InicioEnfermedadesEnfermedades oncológicas

El nombre de cáncer incluye muchas enfermedades diferentes. Todas se caracterizan por una división y crecimiento descontrolado de las células anormales dentro de un órgano donde se ha originado. Las células sanas se dividen y mueren durante un periodo de tiempo programado, la célula maligna no muere y se divide sin límite.

Hay tumores que crecen a un ritmo lento, que no se extienden a los tejidos vecinos, y no se consideran malignos . Cuando el tumor se vuelve maligno puede salir del órgano de origen y viajar por la sangre hasta otros órganos lejanos y crecer en ellos, lo que se conoce como metástasis.

La evolución y el tratamiento varia según el lugar donde se haya originado el tumor y el momento en el que se encuentra (pequeño y localizado mejor).

Todos los tipos de cáncer son consecuencia de alteraciones en el material genético de las células y hacen que pierdan su función y se vuelvan malignas. Estas alteraciones pueden ser provocadas por agentes externos perjudiciales (radiaciones, productos químicos, agentes infecciosos) o errores genéticos.

Ante la aparición de manifestaciones derivadas de la presencia del tumor, como un bulto de rápido crecimiento, una tos o ronquera persistentes, sangrados digestivos, etc. se inician una serie de estudios clínicos:interrogatorio médico y exploración física, analíticas y pruebas imagen.

Pero para el diagnóstico definitivo es imprescindible hacer una biopsia, donde se toma una muestra del órgano tumoral afectado y se analiza a través del microscopio.

Fuente:
– Institut Català de Oncologia, disponible en http://ico.gencat.cat/ca/el-cancer/coneixer_el_cancer/

– Sociedad Española de Oncología médica, disponible en http://www.seom.org/es/informacion-sobre-el-cancer/que-es-el-cancer-y-como-se-desarrolla

Hay tres tipos de tratamiento del cáncer: la cirugía, la radioterapia y la quimioterapia. Pueden aplicarse solas o combinadas. El lugar, el tamaño y el momento en el que se encuentre el tumor determinaran el tratamiento.

La quimioterapia consiste en el uso de medicamentos para destruir y prevenir el crecimiento y diseminación de las células malignas. La dosis y el tipo de tratamiento varían según los tipos de cáncer y según la repuesta o situación general del paciente.

Puede administrarse diariamente o incluso cada semana o cada mes, mediante ciclos que alternan la administración de fármacos con períodos de descanso. Así el organismo puede fabricar células sanas y recuperarse del efecto de la medicación.
Existen varias vías de administración:

• Oral: comprimidos, cápsulas, polvos, soluciones bebibles.
• Inyectada: Intramuscular, subcutánea, intratecal (en la médula) o intravenosa.
• Tópica: sobre la piel o mucosas.

La quimioterapia actúa sobre células que se dividen rápidamente, sanas y enfermas. La acción de estos fármacos sobre las células sanas produce los efectos secundarios. Estos efectos secundarios no siempre se producen, su aparición depende del tipo de tratamiento, la dosis utilizada y cómo reaccione cada organismo.

Fuente:
– Institut Català de Oncologia, disponible en http://ico.gencat.cat/ca/el-cancer/coneixer_el_cancer/

– Sociedad Española de Oncología médica, disponible en http://www.seom.org/es/informacion-sobre-el-cancer/que-es-el-cancer-y-como-se-desarrolla

Fecha de actualización: 31 mayo 2016

Recomendaciones en efectos secundarios de la quimioterapia

Noticias

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies