Alteraciones del gusto

¿Qué es?

Las alteraciones del gusto (disgeusia) son cambios en el sabor de los alimentos, producido por alguna quimioterapia. Suele aparecer en la mitad de los pacientes, y desaparece después del tratamiento, aunque en algunos casos puede durar hasta meses.

Las alteraciones en la percepción de los sabores variarán dependiendo del tratamiento. Los más frecuentes son: los gustos amargos se aprecian más fuertes, los dulces parecen menos dulces, y otras veces se nota un sabor metálico. Puede que todos los alimentos tengan el mismo gusto o estén insipidos.

Es importante que comunique a su médico o farmacéutico los cambios en el gusto ya que pueden causar pérdida de apetito y disminución del peso.

¿Por qué se producen?

No se conoce el motivo exacto. Puede deberse a un daño directo sobre las células de la cavidad oral, a la eliminación del medicamento por las glándulas salivares, o por la asociación de una experiencia de náuseas con la quimioterapia.

¿Cómo aliviarlas?

No hay una solución común que permita controlar estas alteraciones para todas las personas. Se recomienda ir probando diferentes alimentos hasta encontrar los que produzcan menos alteraciones del gusto.

Consejos generales:

  • Escoger alimentos con buena apariencia y olor.
  • Comer los alimentos fríos o templados, para evitar que desprendan olor y disminuyan su sabor.
  • Cocinar con gelatina permite mezclar alimentos, tomarlos fríos, y enmascarar su sabor.
  • Saborear caramelos o chicles sin azúcar antes de la quimioterapia.
  • Beber 2 – 3 litros de agua a día. Puede añadirse zumo de limón para mejorar el sabor.
  • Tome carnes y pescados blancos.
  • Evite entrar en la cocina cuando se esté cocinando.
  • Es preferible la preparación de alimentos al vapor.

Consejos en caso de notar sabor metálico:

  • Utilizar cubiertos de plástico y utensilios de madera para cocinar.
  • Elegir sabores fuertes cono el queso curado o el jamón.
  • Beber té de menta o con limón.
  • Si no se tolera la carne, sustituirla por otros alimentos ricos en proteínas: pescado, marisco, queso, huevos, legumbres, soja…
  • Realzar el sabor de los alimentos con salsas: bechamel, mayonesa, salsa con nata…
  • Realizar enjuagues bucales con colutorios y utilizar chicles y caramelos sin azúcar.
  • Evitar el contacto de productos ácidos (vinagre, zumos de frutas, tomates) con recipientes metálicos.

_

Extraído de GEDEFO (Grupo Español para el Desarrollo de la Farmacia Oncológica).

Leave a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies