Artículos

InicioNoticias¿Qué tipos de repelentes existen en el mercado?

¿Qué tipos de repelentes existen en el mercado?

Con la llegada del verano vuelven cada año los mosquitos. Sus picaduras, aunque generalmente no son graves, son muy incómodas e incluso en algunas personas pueden generar reacciones alérgicas que suelen ser leves pero pueden ser muy molestas.

En algunos países incluso, las picaduras de mosquito pueden trasmitir enfermedades muy graves. Pese a que en nuestro entorno no tengamos ese problema, es importante que nos protejamos de los mosquitos y de sus picaduras, para evitar incomodidades e incluso marcas por el rascado de las lesiones.

Existen diversos métodos de barrera entre los cuales destacamos:

  • Barreras físicas:

Sobre todo para aquellas personas o niños pequeños para los cuales esté contraindicado el uso de repelentes. Las mosquiteras en puertas y ventanas son el método físico más efectivo, seguro y sencillo. Además, también se puede usar ropa clara que cubra gran parte del cuerpo.

  • Barreras químicas; REPELENTES:

Los repelentes de insectos son compuestos químicos, naturales o sintéticos, que aplicados sobre la piel, impiden que los insectos se fijen y evitan la picadura. Así, pues, el repelente ideal tendría que:

  • Tener una cierta capacidad de evaporación, que permitiera una eficacia de más de 8 horas sin necesidad de repetir la aplicación
  • Ser efectivo para diferentes especies de insectos
  • No ser irritante para la piel y las mucosas
  • Ser resistente al agua, pero no muy oleoso
  • Ser resistente a la abrasión
  • No tener olor

En España, los repelentes deben estar autorizados por el Ministerio de Sanidad y el número de autorización debe constar en la etiqueta del producto. Podemos encontrar una gran cantidad de repelentes, destacamos de mayor a menor eficacia:

  • DEET, Dietiltoluamida o N, N-Dietil-meta-toluamida.

Ejemplos: Repel Bite, Anti mosquitos EXTREME Isdin, EXTREME spray Goibi y Relec Extra Fuerte.

Existen distintas presentaciones comercializadas que se distinguen por la duración del efecto que producen. A mayor concentración del producto, mayor es la duración del efecto que ejercen sobre los mosquitos. Por ejemplo, las concentraciones al 5% pueden protegernos de las picaduras durante más o menos una hora y media, mientras que las soluciones al 20% pueden ejercer protección de hasta cuatro horas. Además, se requiere de al menos un 20% de concentración para que sean efectivos contra el MOSQUITO TIGRE, especie actualmente endógena en España. Las concentraciones de más del 50% sin embargo ya no producen un mayor tiempo del efecto y son más tóxicas ya que se absorben por la piel y por la vía digestiva. Por ello, concentraciones de al 20% suelen ser suficientes. La toxicidad que producen se limita normalmente a irritaciones en la piel o alteraciones digestivas en caso de que se ingiera. Se debe evitar su uso en niños menores de 2 años y en los mayores no usar concentraciones de más del 20%. Mantener siempre alejado del alcance de los niños.

  • Icaridin (carboxilado de hidroxietil isobutil piperidina).

La icardina es un derivado de la pimienta. Se usa en distintas concentraciones. Las más utilizadas son las del 10 y el 20%, que pueden producir efecto protector de hasta 6 horas. Como principal ventaja es que la toxicidad es muy baja

Existe en presentaciones como geles, sprays, crema, etc.

  • IR3535 o 3-(N-butil-N-acetil), aminopropionato de etilo.

Ejemplos: Anti mosquitos Pediátrico Isdin, Repelente de mosquitos Aposan.

Existen comercializadas varias presentaciones con concentraciones distintas. En concentraciones superiores al 20% puede proteger hasta hora y media incluso contra el mosquito tigre y entre 3 y 6 horas contra el mosquito común. La toxicidad de este repelente es mínima y se limita a reacciones cutáneas leves e irritación ocular. Por ello, suele recomendarse para los niños.

  • Citronela

Es un aceite esencial de origen vegetal, poco tóxico y su aplicación tópica no suele provocar reacciones adversas. Suele recomendarse para el uso en los niños. El efecto dura poco tiempo y es necesario repetir la aplicación cada hora.

Existe en presentaciones como sprays, aceites, velas, etc.

  • Citriodiol o PMD (p-metano-3,8 diol).

Ejemplos: Nature Spray/Barra Extra de Goibi, Citridiol Spray de Goibi

Las concentraciones al 20% ejercen un efecto parecido a los preparados DEET al 20%. Sin embargo, estos no tienen tantos efectos secundarios, aunque pueden producir irritación en los ojos. Concentraciones de hasta el 30% pueden ejercer una protección de unas cuatro y seis horas.

  • Insecticidas

Los insecticidas más empleados son las piretrinas. Éstas, además de generar un efecto repelente muy elevado y potente, también producen la muerte de los mosquitos cuando entran en contacto directo con el repelente.

Suelen utilizarse en forma de spray o bien a través de difusores eléctricos de líquido o pastillas.

Se absorben por vía respiratoria y digestiva y pueden causar graves irritaciones en la piel y en los ojos, por lo que deben mantenerse alejados del alcance de los niños.

  • Pulseras

Existen comercializados diferentes modelos y sistemas que se pueden comprar en los supermercados habituales. Aun así, la mayoría no funciona. Las pulseras hechas a base de DEET o citronela únicamente protegen durante unos 15 segundos a no más de 4 cm de distancia, lo cual les proporciona una utilidad muy limitada.

  • Dispositivos eléctricos de ultrasonidos.

Distintos estudios no han podido demostrar su eficacia.

 

La gran disponibilidad de productos puede hacerse difícil saber cuáles es la más indicada en cada momento y por cuál decantarse. Por ello, dependerá de lo que busquemos en el repelente.

En caso de que queramos tanto eficacia como comodidad a la vez, podremos elegir un repelente que tenga DEET, de al menos una concentración del 20%, ya que se puede aplicar una sola vez al día pues su efecto es muy prolongado. Además, son repelentes muy seguros y sin apenas reacciones de toxicidad conocidas. Puedes reconocer qué productos llevan DEET como componente en presentaciones con nombres tipo Tropical, Plus, Forte o Xtrem.

Si preferimos elegir un producto que sea más natural, podemos elegir un repelente que contenga citronela, aunque en estos casos se recomienda repetir las aplicaciones cada hora. En este caso, se pueden reconocer los productos que llevan citronela o citridiol por los nombres tipo Natural, Nature o Herbal.

Existe una amplia gama de opciones en el mercado para poder evitar las molestas picaduras, por lo que evitarlas y evitar sus incómodas reacciones es realmente sencillo.

Fuente: Blog Gloria Colli, pediatra: https://www.gloriacolli-pediatra.com/repelentes-para-ninos-cual-es-la-mejor-opcion/

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies